martes, 26 de agosto de 2014

Las Madres Ocultas.


En el mundo hay muchas leyendas… sobre muertos, seres mitológicos, aparecidos, jinetes, monstruos. Pero hay una leyenda sobre unas extrañas fotos conocidas como las Madres Ocultas o Invisibles.



Durante la época victoriana, en el Reino Unido, se establecieron muchas modas que hasta la fecha no logramos entender: vestir exuberante, cuentos de terror, tecnologías increíbles, inventos innecesarios; pero algo que se desarrolló más fue la fotografía y con esto su derivaciones… Fotografiar muertos, vestidos con trajes de terror, sin cabeza, y muchas otras.





La Leyenda

Se dice que en la época victoriana en Inglaterra escaseaban los alimentos… Mantener a una familia grande era muy complejo y conllevaba a la explotación infantil; todos en casa trabajaban para sacar un pedazo de pan, o simplemente sobrevivir al frío invierno comprando carbón… Era un juego de mantenerse caliente o morir de hambre.



Los padres de manera desesperada comenzaron a vender a sus hijos, pero no para formar otra familia, sino como alimento… Quienes los adquirían eras aquellos adinerados extravagantes que les gustaba experimentar la moda, y efectivamente esta práctica se volvió una moda.



La fotografía era una tecnología nueva, que podía mantener momentos por mucho tiempo plasmados en un papel… Los padres invertían el poco dinero que les quedaba para fotografiar a sus hijos, pero las leyes clandestinas son claras; todo niño vendido debía ser de una familia, eso aseguraba que estaban limpios, sin enfermedades y en buenas condiciones.



Para demostrar esto, los padres o madres salían cubiertos con una sábana sosteniendo a sus hijos, que pronto iban a ser vendidos como alimento…





La verdad

A mediados de 1800, la gente quería conservar ese lindo momento para toda la vida, aunque era caro, valía la pena invertir en una fotografía. Pero no todo era perfecto al tomar la escena… era muy tardado.




Un adulto, un difunto, un objeto y hasta un paisaje tenían la capacidad de mantenerse quietos por unos minutos mientras la cámara registraba rústicamente la imagen… Hasta un niño mayor, pero los bebés, eso si era muy complejo tomarles una foto, sobre todo porqué buscaban a su mamá, se distraían, no querían estar solos en la silla.



Entonces inicia el uso de la tecnología… Las mamá screen; algo similar a las pantallas green screen que se utilizan en el cine. Las madres ocultas llevaban un procedimiento sencillo: se sentaban con el infante en los brazos, se cubrían el resto con una sábana adecuada, y controlaban al niño desde su camuflaje.




Aunque parecen terroríficas, no son más que usos tecnológicos de aquellos tiempos… Hoy quedan en la historia del mundo.


1 comentario :

  1. Si bien esta "técnica" fotográfica fue ampliamente usada en la época victoriana, la que más es mas terrible y sin duda es un hecho para destacar en esa época eran las fotografías Post Morten.

    ResponderEliminar